Lunes, 22 Febrero 2021 16:42

El Municipio de Bello, le apuesta a la construcción del primer Plan de Ordenamiento Territorial de Tercera Generación en el país

El Municipio de Bello, le apuesta a la construcción del primer Plan de Ordenamiento Territorial de Tercera Generación en el país

En Bello, a partir de la entrada en vigencia de la Ley 388 de 1997, la cual establecía la obligación de los municipios de Colombia de elaborar sus planes de ordenamiento territorial como instrumentos normativos que permitieran orientar el desarrollo de los territorios, con el establecimiento de normas para el correcto uso y aprovechamiento de los suelos, se acometió la elaboración del primer Plan de Ordenamiento Territorial el cual se adoptó mediante el Acuerdo Municipal 012 de 2000. En esta experiencia de ordenamiento del territorio, Bello ajustó las normas de usos del suelo que venían desde los años 90 y por primera vez se comenzó a identificar los suelos de protección y la red hídrica, bajo el criterio que son la base de la sostenibilidad del territorio. Esta primera generación del POT, tuvo pocos alcances reales, toda vez que el Modelo de Ocupación Territorial planteado en la norma municipal no se logró consolidar por dificultades de orden social, económico y administrativo del municipio y por la ocurrencia de fenómenos sociales internos y supramunicipales que favorecieron la ocupación irregular de suelos. Para el año 2005, el Municipio de Bello, con el apoyo directo del Área Metropolitana del Valle de Aburrá – AMVA, inició el proceso de revisión y ajuste del POT del año 2000, que culminó con la aprobación del Acuerdo Municipal 033 de 2009; este además de corresponder con la segunda generación de planes de ordenamiento en Colombia, constituyó un gran avance en el ordenamiento territorial de Bello. En septiembre de 2020, el Municipio de Bello inició lo que será la tercera generación, con la revisión y ajuste del POT vigente (Acuerdo 033 de 2009), pero bajo las condiciones socio económicas, políticas, culturales y globales actuales, que imponen desafíos en el logro de un equilibrio territorial. Hasta el 31 de diciembre del 2020 se realizó la Fase I. Aprestamiento, Seguimiento y Evaluación, donde se realizó un análisis de la norma existente, que tuvo como resultado la identificación de logros, aciertos, dificultades y conflictos normativos existentes. Durante el 2021 comenzarán las fases de diagnóstico y formulación participativa, para posteriormente avanzar en la concertación con las autoridades ambientales y el debate y aprobación en el Concejo Municipal del municipio de Bello. La encargada de este proceso es la Secretaría de Planeación, quien se apoya en un equipo Interdisciplinario conformado por expertos en temas territoriales, de planeación, urbanismo, medio ambiente, economía, socio-culturales y movilidad. Las comunidades, empresarios, líderes y representantes también tendrán cabida en este nuevo proceso.